SABER MASÓNICO: Æther.


"Entre los antiguos, era la divina substancia luminífera que impregna todo el universo, la "vestidura" de la Deidad suprema, Zeus-Zên o Júpiter. En esoterismo, el Æther es el tercer principio del Septenario Kósmico, siendo el mundo material el inferior, y siguiendo después la Luz astral, el Eter y el Âkâza, que es el superior. Æther es el elevado Principio de la Entidad deífica adorado por los griegos y latinos con el nombre de "Padre omnipotente Æther" en su sagrado colectivo, en su potencia y aspecto imponderable. El Proteo-gigante Æther, "aliento del Alma universal", es el quinto Elemento, la síntesis de los otros cuatro; es el Âkâza de los indos. El Æther, tal como era conocido de los filósofos antiguos, mucho antes de Moisés, con todos sus misterios y ocultas propiedades y conteniendo en sí mismo los gérmenes de la Creación universal, es el Caos primitivo. El Æther superior (o Âkâza), es el Aditi de los indos, la celestial Virgen y Madre de toda forma y ser existente, y de cuyo seno, tan pronto como fue "incubado" por el Espíritu divino, fueron llamados a la existencia la Materia y la Vida, la Fuerza y la Acción. En esoterismo, el Æther es la verdadera quintaesencia de toda posible energía, el Agente universal (compuesto de varios agentes), al cual se deben todas las manifestaciones de la energía en los mundos material, psíquico y espiritual. Del Æther, en su más elevado aspecto sintético, una vez antropomorfizado, nació la primera idea de una Deidad creadora universal".

(HELENA BLAVATSKY).

Obra: Glosario Teosófico.

Comentarios